Concilium 386



Teología, poder y gobernanza

Michelle Becka, João Vila-Cha y Bernardeth Caero Bustillos (eds.)



Novedad

Sinopsis

Los sistemas políticos determinan la relación entre la teología y la política, y producen diferentes conceptos de poder. Los aspectos políticos de la teología y el papel de la teología en la política son múltiples y a menudo ambivalentes. Por lo tanto, este número reúne perspectivas y contextos muy diferentes -políticos, regionales, confesionales y de diferentes disciplinas teológicas-, que contrastan entre sí y que suscitan, intencionadamente, tensiones.
Los cristianos son actores centrales. Como parte de la sociedad civil, dan forma al poder político; y es tarea de la teología captar y reflexionar sobre esta práctica. Las muy diversas contribuciones de este número coinciden en la suposición de que esta práctica política, que resulta de la fe, debe ser una práctica liberadora que no solo ve y tiene en cuenta el sufrimiento de los más desfavorecidos, sino que se trata de reducir el sufrimiento y trabajar por una mayor justicia.

Índice

1. Tema monográfico:

Michelle Becka, Bernardeth Caero Bustillos y Joaõ Vila-Chã: Editorial

Reflexión general
1.1. John D. Caputo: El poder subjuntivo de Dios
1.2. João J. Vila-Chã: La interacción entre poder y autoridad: La fuerza del símbolo y el fortalecimiento de la realidad

Fundamentos bíblicos y sistemáticos
1.3. Ivoni Richter Reimer y Haroldo Reimer: El poder como servicio: Una lectura crítica sobre el poder a partir del Nuevo Testamento
1.4. A. Maria Arul Raja: Empoderamiento de los desempoderados: Miradas a la vida y misión de Jesús
1.5. Judith Hahn: El poder del derecho, el derecho del poder

Sobre la importancia del derecho canónico en las cuestiones eclesiales sobre el poder
1.6. Hille Haker: De la nueva teología política a una ética política crítica
1.7. Ansgar Kreutzer: Discursivo, socio-económicamente sensible y performativo. Formas de presencia de un cristianismo político-público

Casos concretos
1.8. Francisco de Aquino Júnior: La teología y el poder de la liberación
1.9. Tanya van Wyk: Protesta contra el poder patriarcal: La tarea de la teología en la creación de la solidaridad y el mantenimiento del activismo
1.10. José Mario C. Francisco: Dinámicas de poder más allá de la complicidad y la resistencia: La «Filipinas católica» como lugar privilegiado
1.11. LaReine-Marie Mosely: Una pasión coherente con la profundidad de las heridas de los oprimidos

2. Foro teológico:
Norbert Mette: Sinodalidad praxis

Resumen de los artículos

John D. Caputo: El poder subjuntivo de Dios
En qué sentido ejerce el gobierno o tiene poder la basileia tou theou? En el cristianismo, Jesús es la imagen del Dios invisible.
En Jesús, cuya vida está marcada por la compasión y el perdón, tenemos una intuición del orden divino, pero un orden que, a diferencia de las divinidades de Grecia y Roma, no aplasta a sus enemigos, sino que es derrotado por ellos. En 1 Cor 1, Pablo lo plasma así: la debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza humana. ¿En qué sentido es más fuerte? En 1 Cor 2 Pablo responde afirmando la violencia divina, el poder apocalíptico. Sostengo que 1 Cor 2 compromete 1 Cor 1. El verdadero poder de Dios reside en la llamada incondicional a un reino sin fuerza, incluso celestial, donde el reino significa cómo sería el mundo si Dios gobernara. El verdadero poder de Dios es subjuntivo, y depende de nosotros hacer que ese reino se haga realidad.

Joao J. Vila-Cha: La interacción entre poder y autoridad. La fuerza del símbolo y el fortalecimiento de la realidad
El presente artículo tiene por objeto articular la autoridad y el poder como elementos constitutivos de la condición humana. La cuestión del poder y la autoridad es social y política, pero también intrínsecamente teológica. Por lo tanto, este artículo subraya la naturaleza relacional tanto de la autoridad como del poder, analiza los peligros asociados a su degradación, afirma su «redimibilidad» y, en consecuencia, su inevitabilidad tanto para la Iglesia como para el Estado. Sin embargo, nuestro objetivo final es afirmar cómo, para ser salvíficos, el poder y la autoridad tienen que ser limitados, es decir, contenidos estructuralmente. Mientras que en la sociedad política esto se hace mediante un profundo respeto por la Constitución y el consiguiente Estado de derecho, en la Iglesia es inseparable de la obediencia personal y fiel a la Palabra encarnada de Dios.

Ivoni Richter Reimer y Haroldo Reimer: El poder como servicio. Una lectura crítica sobre el poder a partir del Nuevo Testamento
El poder se entiende como un conjunto de relaciones de poder. Se busca destacar que, dentro de la tesitura de estas relaciones en el Imperio romano del siglo i, los textos del Nuevo Testamento presentan mayormente la perspectiva de un contrapoder o heterotopía. Esto se expresa a través del concepto y la experiencia del reino de Dios. En un conjunto de textos que presuponen y analizan críticamente el poder dominante, el ejercicio del poder se presenta como una diaconía, especialmente en relación con las personas más vulnerables. Jesús es el modelo de este servicio de poder, que capacita a las mujeres y hombres de las ekklæsíai a seguir en fidelidad a este Señor.

A. Maria Arul Raja: Empoderamiento de los desempoderados. Miradas a la vida y misión de Jesús
La acumulación de poder por la hegemonía sociocultural de la élite se encuentra con un valiente desafío cuando se despierta a la digni- dad dada por Dios en solidaridad con otras víctimas. Los poderes internos de la afirmación religioso-cultural de los desempoderados deben ser consolidados a través de una apropiada identificación e interpretación de símbolos como el «reino de Dios» y la cruz. El criterio inflexible de proteger y promover la vida tiene que enfrentarse a la violencia sistémica político-cultural. La ética del igualitarismo, la estética de la solidaridad y el empoderamiento con la humanización parecen constituir el núcleo del discurso del poder de la vida y la misión de Jesús.

Judith Hahn: El poder del derecho, el derecho del poder. Sobre la importancia del derecho canónico en las cuestiones eclesiales sobre el poder
Como en cualquier sistema legal, el poder juega un papel esencial en el derecho canónico de dos maneras. El poder del derecho apunta al significado central constructivo-social del derecho. Las normas se presentan como el derecho de poder que genera autoridad y asigna competencias dentro de una comunidad legal. El poder (total) generado de esta manera ciertamente requiere legitimación si quiere ser reconocido en la comunidad legal. A su vez, esto se logra principalmente a través del derecho: el poder es legítimo si está limitado por el derecho. El hecho de que este Estado de derecho no exista en la Iglesia actualmente cuestiona la legitimidad del derecho canónico.

Hille Haker: De la nueva teología política a una ética política crítica
Basándose en la tradición de la nueva teología política y la teología de la liberación, decolonial y feminista, este artículo explora las consecuencias de una epistemología decolonial de la teología para la teoría ética. Introduce una ética política crítica que coincide con la teoría crítica, postestructural y decolonial de que el conocimiento y la ética están necesariamente situados mientras se man- tienen firmes en su orientación ética hacia la liberación de la injusticia. En todos estos enfoques, la cuestión de la libertad tiene una importancia central para el desarrollo de la ética política, y tanto la teología política como la teoría crítica plantean la cuestión de la autoridad. Más que presuponer el concepto liberal de autonomía o la libertad moral de Kant, la ética política crítica distingue cuatro dimensiones de la libertad, a saber, la libertad trascendental, la existencial, la social y la política. Para la ética, el reajuste de la teoría y la práctica políticas significa que la solidaridad con el individuo y/o el grupo que sufre no solo es el criterio del juicio moral sino también una prioridad de acción. Sin embargo, además, la ética política crítica sitúa la ética teológica en la tradición de los testigos de la fe que sirven de referencia para una reimaginación creativa de las prácticas morales y políticas.

Ansgar Kreutzer: Discursivo, socioeconómicamente sensible y performativo. Formas de presencia de un cristianismo político-público
En la década de 1960 no solo se formó la nueva teología política. Al mismo tiempo se creó la forma litúrgica de la oración política nocturna, que está relacionada con el nombre de la conocida teóloga protestante Dorothee Sölle (1929-2003). El ensayo se centra en la conexión que se establece aquí entre la discusión temática de las cuestiones políticas por un lado y las prácticas simbólicas cristianas en un marco litúrgico por otro. Con referencia a los conceptos de las ciencias sociales sobre la esfera pública, señala la importancia de los elementos no solo discursivos sino también performativos (como los rituales, la escenificación, los símbolos) para la esfera pública política, a la que también puede vincularse el cristianismo, que se entiende a sí mismo como una religión político-pública.

Francisco de Quino Júnior: La teología y el poder de la liberación
Como intellectus fidei, la teología se constituye como intelección de una fe que consiste en la participación y colaboración en el plan salvífico y liberador de Dios para la humanidad y como un servicio intelectual crítico-creativo a su dinamismo histórico. Es esta conexión visceral con una fe liberadora (fe y liberación) la que hace de la teología un poder de liberación que conecta con los más diversos poderes/dinamismos históricos de la liberación (teología y liberación). De esta manera, la especificidad intelectual de la teología y su carácter de momento de fe se afirman simultáneamente.

Tanya van Wyk: Protesta contra el poder patriarcal: La tarea de la teología en la creación de la solidaridad y el mantenimiento del activismo
Hay un aumento global de los movimientos de protesta centra- dos en la vida de las mujeres. Entre ellos figuran las protestas contra la falta de representación, las protestas sobre la brecha salarial y las protestas muy destacadas contra la violencia de género y el acoso sexual. Algunos de estos movimientos de protesta se remontan a 25 años atrás, incluyendo campañas de concienciación sobre la violencia de género y el empoderamiento de la mujer organizadas por las Naciones Unidas y el Consejo Mundial de Iglesias. Sin embargo, el cambio es lento y a menudo no se produce y hay un aumento de la violencia de género. El denominador común es el poder arraigado. El ensayo explora la forma en que la teología política reacciona ante el poder y cómo puede contribuir a un activismo concertado, necesario para lograr un cambio duradero. Se sugiere que la teología política podría ser útil para pasar del poder opresivo a una resistencia colectiva.

José Mario C. Francisco: Dinámicas de poder más allá de la complicidad y la resistencia: La «Filipinas católica» como lugar privilegiado
El compromiso social del catolicismo filipino ofrece un lugar privilegiado para el análisis crítico de las dinámicas de poder. Este compromiso se ha forjado dentro de contextos políticos cambiantes, incluyendo casi 450 años de colonización, primero española y luego americana, y, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la democracia formal dominada por la oligarquía y los líderes autoritarios. Los grupos e individuos católicos entre los clérigos, religiosos y lai- cos han estado a menudo a ambos lados de las divisiones políticas, ya sea en connivencia o en resistencia contra el establishment gobernante. El análisis crítico de este ensayo trasciende las relaciones binarias de connivencia-resistencia y ofrece una descripción detallada de la dinámica que implica a los poderes simbólicos, institucionales y aliados del catolicismo filipino. Nacido de la interacción entre el catolicismo español y la cultura nativa, lo simbólico consiste en la red de historias relacionadas con la vida de Cristo, imágenes veneradas y rituales sagrados que enmarcan la experiencia individual y social fuera del control de la Iglesia. La institucionalidad reside en entidades jurídicas de diócesis y parroquias, ministerios de comunidades religiosas y grupos laicos afiliados a la Iglesia. A menudo aliados con otros actores sociales, la interacción de estos poderes explica las diferentes formas de compromiso social del catolicismo. Al final, tres ideas teológicas surgen de este análisis. En primer lugar, la dinámica de poder detrás del compromiso social es inclusiva y di- versa. En segundo lugar, subraya la naturaleza histórica y a la vez escatológica de la participación. Y, en tercer lugar, el discernimiento del compromiso social por parte de todos los fieles exige una interacción multidireccional entre lo simbólico y lo institucional en sus mediaciones históricas específicas.

LaReine-Marie Mosely: Una pasión coherente con la profundidad de las heridas de los oprimidos
Este artículo afirma la teología negra como una teología de la supervivencia que habla con una pasión que está a la altura del sufrimiento de los oprimidos. Al yuxtaponer dos reuniones eclesiales en los Estados Unidos, una en 1866 y otra en 2019, la autora describe la falta de atención a las vidas de los antiguos esclavos y a las de los afroamericanos pobres y desposeídos en Baltimore. Por último, a través de la lente de la sinodalidad, las oportunidades de viajar con viajeros difíciles se abren y proporcionan el espacio para el intercambio de historias dolorosas, de modo que la empatía acoge con agrado la narración de la verdad y todos eligen continuar el diálogo en la verdad.